Por qué los chilenos prefieren atenderse en prestadores privados

Bupa Seguros on Dec 28, 2020 4:34:43 PM

A diferencia de lo que ocurre en otros países como Japón y Austria -en los que la salud pública está considerada entre las mejores del mundo-, en Chile esta es  duramente criticada. ¿Qué hace que los usuarios prefieran atenderse en centros privados?

 

El sistema de salud público recibe constantes cuestionamientos de la población. Es por eso que muchos trabajadores prefieren hacer un esfuerzo económico para recibir atención en prestadores privados. Tomando esto en cuenta han surgido iniciativas como el plan Junto + salud, una solución que fusiona un plan de Isapre con seguro colectivo para afiliados al sistema público de salud. 

 

Pero, ¿cuáles son las razones por las que los colaboradores prefieren hacer sus atenciones de salud en el sistema privado?



Larga espera

Tal como explica este un informe realizado por el Ministerio de Salud (publicado en 2019), el 42% de pacientes Fonasa inscritos para cirugía (no Ges) tiene que esperar al menos un año para ser intervenido. El mismo estudio reveló que incluso hay más de 14 mil personas que han tenido que aguardar por más de 3 años. 

Lo mismo ocurre con las consultas. Muchas veces esta espera puede ser crucial en el pronóstico de una persona. Por ejemplo, en una enfermedad como el cáncer, reaccionar a tiempo es la única manera de salvar a una persona. 

 

Nueva llamada a la acción

 

Datos recientes -entregados por el Ministro Paris- señalan que a mayo de 2020, eran 1.965.283 las personas que esperaban por una consulta de especialidad y 291.883 pacientes se encontraban con una cirugía pendiente en la red pública. Esto a pesar de que se puso en marcha un plan ministerial que busca acortar los tiempos de espera. 

 

Escasez de insumos e infraestructura

La falta de insumos en centros de salud del sistema público ha sido un problema evidente hace varios años. Sin embargo, este 2020 se hizo aún más notorio con la crisis generada por la pandemia. Un artículo publicado por el Colegio Médico reveló que 65% de los integrantes de equipos de salud declararon la falta de elementos de protección personal en medio del coronavirus. 

Pero incluso antes que esto pasara, en 2019, los problemas financieros de los hospitales financieros saltaban a la luz. Incluso, existen casos en los que se tuvieron que suspender cirugías cardiacas por falta de insumos. Lo mismo ha ocurrido en el caso de medicamentos fundamentales como antibióticos o insulina. 

Algo similar ocurre con la infraestructura; los espacios que pertenecen al sistema público no dan abasto para cubrir con las necesidades de la población. 



 

Falta de especialistas

Una de las razones por las que muchas veces los tiempos de espera son tan extensos es justamente la falta de especialistas. A fines de agosto de 2019, el Minsal estimó que faltan 4.900 médicos especialistas en Chile. Con esto, el déficit subió un 36,7% en solo tres años. 

Las áreas donde esta falencia se hizo más evidente fueron medicina de urgencia, medicina intensiva en adultos y niños, medicina familiar y anestesiología.

Como es suponer, esta situación se acrecienta si se trata de regiones, donde muchas veces no cuentan con un médico especialista en varios kilómetros.  

 

Conclusión

Aunque no todos los centros pertenecientes al sistema público de salud presentan estas falencias, es un dolor de cabeza para la mayoría. Por las razones que señalamos, se ha generado la necesidad de contar con seguros complementarios o convenios que permitan generar acceso a la salud privada a un costo accesible.

 

Bilbioteca Bupa Seguros

Publicado el: diciembre 28, 2020

Súmate al blog BUPA SEGUROS.
Recibe todas las novedades
y nuevos post en tu correo.